- 26 de septiembre de 2020

Plenaria de los Consorcios Camineros: proyecciones 2020

2020/02/10 at 12:31pm
Compartir:
En lo que va del año los consorcios camineros ya concretaron dos reuniones plenarias, una en enero y la otra a comienzos de febrero. La primera tuvo como objetivo acordar el contenido que se llevaría a Vialidad respecto al presupuesto y aplicación del mismo; en tanto en la segunda se explicaron algunos de los logros obtenidos.

 

En relación al presupuesto, se definió un aumento del 40%, correspondiendo 1000 millones de pesos para el expediente de conservación y 800 millones para el de obras.

 

Además se acordó liberar las certificaciones de los caminos al estado real de los mismos. La certificación es un documento que el inspector de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) confecciona en función de cómo está el camino. Esto determina el monto mensual que reciben los consorcios camineros bajo el concepto de conservación. Durante el 2019 las certificaciones no superaron el 70%, aún cuando un camino estuviera en óptimas condiciones. Para este nuevo período se dispuso que la certificación refleje el estado efectivo de cada trayecto.

El ítem de “Fortalecimiento institucional” también aumentará el 40%. Este concepto corresponde a los consorcios camineros más pequeños, es decir, con menos kilómetros a cargo.

 

Por último, se acordó la participación de los consorcios camineros en el Consorcio Caminero Único como oferentes para desarrollar obras.

 

En la plenaria del mes de febrero, la segunda del año 2020, estuvo presente el nuevo presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Ing. Martín Gutiérrez.

El titular de la DPV se acercó a la sede de la Asociación para explicar el sistema del Consorcio Caminero Único y la posibilidad de participación de los consorcios camineros. “Nosotros apostamos fuertemente a que sean los consorcios los que puedan realizar las mejores ofertas económicas para ejecutar las obras de mejoras”, manifestó Gutiérrez.

 

Asimismo, agregó: “Estas obras del consorcio único se realizan en un plazo muy corto. También son cortos los plazos de pago. No hay redeterminación de precios porque el pago es prácticamente de contado. Para darle la facilidad a un consorcio de que pueda participar en igualdad de condiciones con una empresa en cuanto a la oferta económica, se hace un anticipo financiero que puede ir entre el 10% y 20% de la obra para otorgar capital de trabajo”.

 

El Estado aporta el financiamiento y los productores, en el caso de mejoras que no sean asfalto, hacen una aporte económico del 50% del valor de la obra y lo devuelven en tres pagos anuales consecutivos sin ningún tipo de interés una vez que la obra ya ha sido ejecutada.

 

Para que una obra se pueda concretar se necesita el acuerdo de la mitad más uno de los beneficiarios. “Creemos que los consorcios tienen la capacidad de motorizar a los vecinos y juntar voluntades para esto. Son quienes mejor conocen el territorio y cómo se comporta”, declaró el presidente de Vialidad.

 

Al culminar la reunión plenaria, Antonio Picca, titular de la Asociación, agradeció la participación de Martín Gutiérrez y expresó: “Lo que hoy estuvimos analizando es una parte de todo lo que tenemos en agenda para hablar con la Dirección Provincial de Vialidad. Esperamos encontrar en vos (Martín Gutiérrez) un amigo consorcista. Desde acá vamos a brindar, como siempre, nuestro apoyo y colaboración para que el sistema mejore y se fortalezca cada vez más”.