- 28 de octubre de 2021

Consorcios Camineros con representación territorial

2021/04/13 at 9:01am
Compartir:

289 Consorcios Camineros, distribuidos en todo el territorio de la provincia de Córdoba, trabajan diariamente en los 58.000 kilómetros de caminos de red secundaria y terciaria  a su cargo. Producción,  turismo, deporte, recreación, salud, educación, vinculación,  comunicación, todo ello se pone en movimiento a través de los caminos rurales.

Desde el sistema de consorcios camineros se concibe al sector agropecuario y agroalimentario como un todo integral, donde los caminos son estratégicos y sus fortalezas y debilidades impactan en los campos y, a la inversa, lo que sucede en los campos impacta en los caminos. Por eso  el trabajo siempre es conjunto, tanto hacia el interior del sistema como hacia afuera.

En esta conjunción se destaca la participación de más de 3000 productores agropecuarios en el sistema consorcista que, de manera desinteresada, brindan su tiempo, sus recursos y capacidad de trabajo para que los caminos rurales de toda la provincia estén en condiciones.

En cada rincón, un consorcio caminero

La extensa y afianzada territorialidad del sistema hace posible su organización y funcionamiento. En cada lugar de la provincia, hay un consorcio constituido por productores y vecinos de la zona que trabajan para que los trayectos sean transitables.

Esta base en el territorio es lo que garantiza la labor consorcista. Conocer las problemáticas y realidades de cada zona y ser parte de ellas es una ventaja que tiene y promueve el sistema.

Caminos para el campo

La infraestructura vial rural es estratégica para el desarrollo y crecimiento del campo.  Por ello es fundamental sostener y reforzar el sistema de consorcios camineros de la provincia de Córdoba, que en sus 65 años de existencia siempre ha garantizado el tránsito por los más de 58.000 kilómetros de caminos de tierra a su cargo.

Los consorcios camineros son los encargados de conservar y mejorar los caminos. Detrás de cada consorcio hay personas que colaboran desde diferentes lugares para la concreción de esta tarea.

Los recursos son imprescindibles para que el esfuerzo realizado valga la pena. Aunque a veces resultan escasos, los consorcios camineros avanzan para mantener los caminos en condiciones.

El Consorcio Caminero N°215 Charras se encuentra finalizando una obra que involucra caminos de las redes secundaria y terciaria. El camino secundario N°235 corre de sur a norte, comienza en la Ruta N°8, llega hasta Charras y, desde allí, conduce a Carnerillo. En este tramo existen varios bajos que se anegan cuando caen 50 milímetros de lluvia, provocando que los caminos se tornen intransitables.

Asimismo, a 3 kilómetros existe una cortada producida por el cruce con un trayecto de la red terciaria, que corre de oeste a este y que, con cada precipitación, arrastra agua proveniente de distintos sectores. Para evitar que el sector quede inutilizado por las inclemencias climáticas, el inspector de la Dirección Provincial de Vialidad, el representante técnico de la Regional N°12, y las autoridades del consorcio han tomado la determinación de emparejar y alargar a 150 metros cada bajada comprometida, y hacer un empedrado sobre las mismas. Se trata de una zona muy transitada. La obra va a tener un costo aproximado de $1.200.000.